Es un modelo de gestión enfocado a la creación de flujo para poder entregar el máximo valor a los clientes, utilizando los mínimos recursos necesarios.

Se crea flujo reduciendo  los 8 tipos de “desperdicios”: sobreproducción, tiempo de espera, transporte, exceso de procesados, inventarios, movimientos, defectos, potencial humano subutilizado.

El lean se basa en los siguientes elementos: indicadores, implicación del personal, desarrollo de la calidad, versatilidad, estandarización, organización del puesto de trabajo, extensión al mantenimiento productivo total, y logística y planificación.

Para conseguir esto, se aplican dos métodos principalmente: Kanban, que determina la producción a partir de la demanda y Kaizen, que busca un mejoramiento progresivo y continuo que implica a todos los miembros de la organización.

Este modelo de gestión está siendo adoptado por cada vez más empresas de todos los sectores.

En el sector servicios, como ejemplo os puedo hablar de la cadena de cervecerías “100 montaditos”. Estas cervecerías saben lo que quiere el cliente y lo que ofrecen; variedad y comida rápida, en ellas el “takt time” o tiempo de producción es mínimo, al igual que el “lead time” o tiempo que el cliente espera el pedido. El sistema automatizado de procesamiento de comandas que hace que cocina las reciba inmediatamente, elimina desperdicios de movimientos innecesarios y hace que los montaditos se realicen “just in time”. El personal es reducido porque el cliente es el que pide y recoge pedido y optimizan el tiempo cobrando al cliente cuando éste hace el pedido.

Para más información sobre el método Kaizen y su historia:

http://bit.ly/1MxoA58

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR