Seleccionar página

Si estás leyendo este post  seguramente es porque eres un persona emprendedora o “potencialmente” emprendedora y tienes que saber la situación de las empresas en la actualidad requieren líderes que posean una Visión, que actúen de modo imaginativo e innovador, capaces de interpretar y conducir  los procesos de cambio, líderes conscientes de sus fortalezas y debilidades, que sepan interpretar las oportunidades, evaluar los riesgos y controlar las amenazas, líderes que expresan claramente una Visión, y demuestran una confianza absoluta en su Misión y la de su equipo. Estos líderes generan actitudes positivas y energía a su alrededor, y son reconocidos por su ética, así como por su capacidad de trabajo colaborativo y su carácter comunicativo, capaz de recibir las ideas de los demás y comunicarlas.

Liderazgo es influencia  sobre las personas para conseguir que se entienda el sentido del objetivo a alcanzar y se consiga aunar las distintas personalidades en pos del mismo.

Liderar  se puede confundir con una mera situación de poder: “yo soy el que manda”. Este supuesto liderazgo basado en un título formal desemboca en una situación  inestable e insegura para el que lo detenta, dado que suprimir el título es suprimir la influencia. Las personas que se encuentran en esta situación se suelen sentir  amenazadas ante las nuevas opiniones y ante el crecimiento del resto de las personas, y por lo tanto no las promueven, y llegan a  ocultarles información y a bloquear la difusión de sus acciones u opiniones. Los empleados , por su parte,  no siguen a estos supuestos líderes más allá de lo que las circunstancias formales requieren, solo buscan no tener problemas con el jefe.

Este criterio tradicional de uno que manda y muchos que obedecen se agudiza en los medios donde el retraso educativo y cultural, hace que las personas carezcan de criterios propios  y necesiten  individuos carismáticos que los conduzcan.

De esta incorrecta visión del liderazgo surgen las organizaciones empresariales, políticas y sociales centralizadas, donde  se oculta y no se comparte la información, organizaciones verticales y autoritarias, que normalmente generan baja productividad.

El verdadero liderazgo surge cuando se dan relaciones significativas de respeto entre las personas. El líder comienza a distinguirse como tal cuando comienza a desarrollar a las personas que lo rodean, a capacitarlas, a mejorar sus conocimientos su calidad de pensamiento. No se trata de ejercer poder sobre los demás sino de hacer surgir el poder de cada uno de los miembros del grupo.

Este concepto de liderazgo nos permite identificar, encontrar, potenciar y estimular al máximo las capacidades y las energías de los recursos humanos de la empresa, enfocando la visión de las personas en los objetivos de la organización, e incrementando la productividad, la creatividad y la innovación en la empresa, lo cual no solamente permite conseguir el éxito de la organización sino también satisfacer y promover las necesidades y aspiraciones de los individuos que la conforman.

Desde esta perspectiva podemos perfilar las competencias que debe reunir todo líder estratégico:

1.-Negociación y manejo de conflictos, centrándose en los intereses comunes, tratando de conciliar y mediar de manera equitativa

2.- Visión prospectiva  para visualizar el escenario futuro.

3.- Conocimiento del entorno

4.- Pensamiento ético: mentalidad limpia, transparente, honesta y ecuánime.

5.- Creatividad  e innovación: dar soluciones ingeniosas a los problemas.

6.-Espíritu emprendedor: inquietud constante en la búsqueda de oportunidades en el entorno.

7.-Comunicación efectiva: escuchar, entender y valorar empáticamente información.

8.- Relaciones interpersonales: reconocer que cada ser humano es diferente , aceptarlo y saber cómo encajarlo en el conjunto del equipo.

9.-Manejo de la incertidumbre y la complejidad: discernir, evaluar con objetividad y tomar decisiones efectivas en escenarios de riesgo, la incertidumbre y complejidad.

10.-Confianza en sí mismo para el logro de objetivos.

11.- Flexibilidad para adaptarse a los cambios.

12.- Autodesarrollo crecimiento personal y  fortalecimiento de las capacidades personales.

13.- Trabajo colaborativo: competencia para reconocer e identificar las habilidades y fortalezas de los miembros del equipo optimizando resultados.

14.-Pensamiento estratégico.

15.- Administración del tiempo efectiva.

16.- Efectividad: para lograr los máximos resultados con los mínimos recursos.

17.- Pensamiento sistémico

18.- Tomar decisiones para la  solución efectiva de los problemas.

19.- Interés por mantenerse actualizado

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR