proyecto_promociona

 

En un mundo empresarial cada vez más competitivo, la capacidad de adaptación implica el reto de transformarse de manera continua. Esta transformación no solo se identifica con la digital de la que todos hablamos, sino con la de ir más allá a la hora de innovar, cambiar o mejorar, porque de la rapidez de cambio depende la supervivencia en un mundo globalizado.

El cambio va asociado a nuevos procesos, como la aportación de más valor añadido para el consumidor, pero también va relacionado con la diversidad en la toma de decisiones en la empresa.

Si hasta el momento, todos, mujeres y hombres, hemos jugado un papel importante en la sociedad, ahora esto es una realidad también en las empresas, donde la participación de la mujer enriquece la toma de decisiones.

Desde su acceso a la formación, la mujer ha avanzado hasta su incorporación al mundo de la empresa. Esa incorporación al mundo empresarial no se ha visto compatibilizada en muchos casos con la corresponsabilidad familiar, por lo que progresar ha resultado un camino lleno de obstáculos que se han tenido que sortear.

El elevado nivel de formación y, por ende, las capacidades de gestión empresarial que presentan las mujeres directivas, es un signo de modernización y competitividad para las empresas que pueden contar con la participación de la mujer en el seno de sus equipos de alta dirección.

El equilibrio de género en la alta dirección se logrará con intenciones que se apoyen en acciones con el objetivo final de incrementar la presencia y la participación de las mujeres en puestos de alta responsabilidad. Acciones como:

  • La sensibilización de las empresas en el liderazgo equilibrado.
  • La identificación de talento femenino dentro de su organización, desarrollándolo hacia puestos de mayor responsabilidad.
  • La ampliación de conocimiento y habilidades directivas en estas mujeres, a través de la formación, acompañamiento y asesoramiento.
  • La creación de un entorno que favorezca la promoción profesional de estas mujeres por su valía y talento dentro de las empresas.
  • La promoción y el impulso de un número significativo de mujeres a puestos de máxima responsabilidad.
  • La consecución de un liderazgo equilibrado en Comités de Dirección y Consejos de Administración.

Las mujeres directivas contribuyen eficazmente con sus conocimientos y aptitudes a lograr un entorno más productivo. Por este motivo, ha llegado el momento en el que no se puede prescindir más del talento femenino en los puestos de decisión de la empresa.

Programas de formación en Alta Dirección para mujeres como el “Proyecto Promociona”, proyecto incluido en el programa “Igualdad y Conciliación” que lleva a cabo el MSSSI, coordinado y cofinanciado por CEOE, da sus frutos con el ascenso de las mujeres que participan a puestos de alta dirección en sus empresas.

 

Nuria Torrijos
Directora Desarrollo de Negocio
CEOE Formación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR