fpdual

Imagen de la Fundación Bertelsmann.

A pesar del escaso desarrollo de la Formación Profesional Dual en España, en la que se combina formación práctica en la empresa y formación teórica en los Centros de Formación, es preocupante la dispersión que existe actualmente en la implantación de esta modalidad de formación.

Los últimos datos oficiales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte1 señalan que en el año 2014 había un total de 9.555 jóvenes que estaban matriculados en diferentes proyectos duales, aunque parece que este número se ha incrementado considerablemente en el curso 2014-2015 hasta alcanzar un total de unos 15.000 aproximadamente.

Y ello, sin tener en cuenta la “otra FP Dual” que se regula en mediante el Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre, y que se circunscribe básicamente al ámbito de la formación profesional para el empleo, mediante un instrumento como es el “contrato para la formación y el aprendizaje”, en el que parece que se han alcanzado unas 350 mil contrataciones.

Sin embargo, la exigible unidad de criterio que debería existir en una materia tan sensible como ésta, parece que no se está dando, y el sentido común que debería imperar, en algunas ocasiones brilla por su ausencia.

Las diferentes administraciones autonómicas, centros de formación, empresas, instituciones y organismos, etc. se han lanzado a una carrera frenética para intentar liderar la implantación de la Formación Profesional Dual en España ya que son conscientes de que esta modalidad formativa constituye un elemento clave para que podamos conseguir objetivos económicos (garantizar la eficiencia económica y empresarial), sociales (evitar exclusiones sociales) e incluso individuales (que el alumno pueda desplegar su potencial).

La disparidad en la aplicación es muy amplia y los resultados que se están obteniendo, inciertos. En algunas Comunidades Autónomas el único instrumento posible es el contrato para la formación y el aprendizaje; en otras sin embargo, son las becas o los convenios. Lo mismo ocurre con las diferentes competencias que adquieren los alumnos, o el enfoque que se les está dando a los distintos proyectos piloto, bien desde los centros de formación o desde las empresas que participan.

Ante esta situación, desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE , conscientes de la relevancia e impacto que tendrá una adecuada y exitosa implantación de un modelo de Formación Profesional Dual “a la española”, se ha considerado estratégico impulsar desde el ámbito empresarial su desarrollo, eso sí, de una forma ordenada y coordinada, y siempre a partir del principio de consenso entre todos los actores que harán posible esta modalidad formativa.

Por ello, CEOE participa en los principales proyectos líderes en materia de Formación Profesional Dual, como es el “Global Apprenticeships Network”, GAN, a nivel mundial; o la “Alianza para la Formación Profesional Dual”, en el ámbito nacional.

Red GAN

El “Global Apprenticeships Network” – GAN es una iniciativa creada por las organizaciones empresariales de ámbito internacional OIE (Organización Internacional de Empleadores) y BIAC (Comité Asesor de la OCDE para Empresas e Industria), con el fin de promover las habilidades necesarias para el mercado laboral y el empleo de los jóvenes. Se pretende que tanto empresas como federaciones empresariales integradas en ambas organizaciones, como es el caso de la CEOE, junto con la OIT (Organización Internacional del Trabajo), promuevan acciones para apoyar el intercambio de conocimientos, buenas prácticas y alianzas, ampliando así la cooperación internacional orientada a lucha contra el desempleo juvenil.

En el ámbito nacional, la “Alianza para la Formación Profesional Dual”  se constituye como una red estatal de instituciones y empresas comprometidas con el desarrollo de esta modalidad de formación profesional, impulsada por la Fundación Bertelsmann, la Fundación Princesa de Girona, CEOE y la Cámara de Comercio de España; buscando implantar en nuestro país un modelo de FP dual de calidad adaptado al contexto español.

Por último, la propia CEOE lidera el Proyecto Europeo “Dual-Training (Dual-T)”, cuyo objetivo inicial es la investigación y la transferencia de las buenas prácticas desarrolladas en Formación Profesional Dual en los países que lo han implementado en Europa, en el que participan diferentes organizaciones europeas: Centro Liber Formación (España); Handwerkskammer  Potsdam (Alemania);  Centro per lo Sviluppo e L‘Innovazione delle Imprese – Società Cooperativa (Italia); Consorzio 609 Coop. Soc (Italia); y RU Europe S.L (Rumanía).

El camino que nos queda por recorrer es todavía muy largo e incierto. A modo de ejemplo, habría que citar que frente a la tasa de matriculación en Formación Profesional Dual en España en el 2012 del 1%, la de Alemania estaba en un 42% y la media de la Unión Europea-21 y de la OCDE era del 14% y del 13%, respectivamente.

Sin embargo, y a pesar del todavía escaso desarrollo en España, desde CEOE se percibe como una buena oportunidad para que las Organizaciones Empresariales asuman un papel relevante en relación a la intermediación entre empresas, centros de formación y alumnos, como ocurre en otros países europeos.

Por Juan Carlos Tejeda
Director Gerente de CEOE Formación

1Fuente: Seguimiento de Proyectos de formación profesional dual 2013-2014. Subdirección General de Orientación y FP. MECD

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR