Seleccionar página

efecto haloEl Efecto Halo es un “atajo mental” de nuestra percepción, se produce cuando generalizamos una característica positiva de una persona a toda ella. Por ejemplo, cuando vemos a una persona que nos resulta atractiva físicamente, rápidamente le atribuimos también que es inteligente, simpática y otras características que no tienen por qué ir unidas al atractivo físico. Es decir, utilizamos un “atajo” para caracterizar a esa persona.

Además, normalmente, según cómo pensamos que es esa persona, así nos comportaremos con ella. Esto lo hacemos sin ser conscientes.

¿Cómo puede influir el Efecto Halo en las entrevistas de trabajo? Aunque los profesionales que hacen los procesos de selección han de ser lo más objetivos posible, no dejan de ser personas y como tales usan atajos mentales, de manera inconsciente, alterando el sistema de toma de decisiones y ahorrando recursos mentales.

Por lo tanto, a la hora de realizar una entrevista de trabajo y para que este sesgo cognitivo juegue a nuestro favor, sería interesante reflexionar sobre dos cuestiones: ¿qué imagen proyectamos? y ¿qué imagen transmite la empresa a través de su logo, página web, etc.?

Si queremos sacar partido al Efecto Halo, lo que haremos es cuidar nuestro aspecto personal, que sea coherente con el transmitido en la empresa, trataremos de proyectar una imagen vital, sana, elegante para transmitir lo más positivo de nosotros/as. Si lo pensamos, la mayoría de los famosos y políticos cuentan con un asesor de imagen. Además solo tenemos una oportunidad para causar una primera impresión, el/la reclutador/a no va a tener tiempo suficiente de confirmar o descartar la impresión que le hemos causado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR