Conectar tu propia historia y tu huella emocional con los demás, construir la marca personal propia es la inversión más segura y rentable.

Alguien dijo que la marca personal es “aquello que dicen cuando sales de la sala”.

Tenemos  claro que, con modos diferentes y particulares, los tiempos cambian y las relaciones entre profesionales y empresas, también. Hoy, cualquier profesional sea empresario, emprendedor,  autónomo, empleado, ha de plantear su curriculum, su profesión, como su comodín, su producto. Y su resultado, el conjunto de sensaciones, percepciones, interacciones, recuerdos que generamos en los demás, ese prestigio, eso último que queda después, ese olor, ese poso, es la marca personal.

El personal branding precisamente, potencia esto último. Lo importante no es el marketig personal, lo que haces, no es como lo usas, donde decides mover tu producto, sino potenciar esa diferencia que representas en tus aportes. Tus fortalezas, habilidades, los aspectos inherentes a tu persona, aquello que te hace visible y sobresalir en un mercado laboral saturado, eso, es tu sello.

Si destacas, no es porque lo digas, sino porque has dejado huella, con tus actitudes, tu trabajo, tus enfoques, tu dedicación.

Se hace necesario pues, una introspección desde la humildad y el aprendizaje, un cuestionamiento, ver si los demás piensan de ti lo que quieres que piensen. Después, gestionarlo de manera sólida para que sea tu inversión más rentable. Construir la marca, mimarla, cuidarla para que te compren, es el reto. Y después, lograr colocar visiblemente tu diferencia en un nicho de oportunidad de demanda

Como se hace?

Permítete soñar pero pensando como empresa,  desde la pasión. Deja aflorar tus talentos, cotéjalos con el entorno, el emprendedor se hace, se contagia. Una persona con marca personal es un ser proactivo en su desarrollo, y empleable. Haz visible tus talentos y contribuirás a ti mismo y a la imagen de la organización de la que formas parte, siempre que le aportes valor si ella apuesta por profesionales higt potentials o futuros líderes.

Aplica sentido común pero desde el corazón porque somos seres emocionales, deja mostrar tu autenticidad,  aprende constantemente, diseña con innovación una oferta profesional que venda tu trabajo, y posiciónate como una referencia “en lo tuyo”.

Después, 2.0. Gestiona tus recursos personales,  crea y desarrolla tu red de contactos, busca conexiones emocionales, aprovecha los canales de comunicación: comparte, ayuda, agradece, comunica, coopera, colabora, vincula, expándete, demuestra lo mejor que sabes hacer. Lo que comuniques desde el of line y el on line ha de ser coherente, eres tú, tu blog y las redes sociales.

Aspectos clave:

  • AUTENTICIDAD: Dedícate a aquello que sabes hacer mejor y se tan bueno como puedas, el éxito siempre parte de ser fiel a uno mismo desde tu mejor versión.
  • DIFERENCIACION: potencia y trabaja lo que te hace diferente. ¿Qué tienes tú que los demás no tienen?, qué ofreces? qué te comprarían? cómo lo muestras? cómo lo haces sentir?
  • NOTORIEDAD: lo que no se conoce no existe, has de armarlo, has de darle luz, si no comunicas, no hay renta.

Personal branding se asocia a la empleabilidad y al emprendimiento. Si aportas, importas! Alguien ya ha hablado de “neoprofesionales”.

Tu esencia, tu actitud es el 85% del éxito. Tu energía publicita tus ganas.

Atrévete a ser diferente…., pero dejando claro qué beneficio aportas, y disfruta!!.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR